domingo, 1 de agosto de 2010

Muerte en domingo

La muerte es una tarde de domingo
que me encuentra aunque no la busque,
en esta ciudad en que pervivo
o en la anterior, en la que aún sobrevivo.
También estará, bien lo sé, como una sombra
cuando viva un poco más de vida
(por no decir un poco menos de muerte)
en aquella ciudad a la que quiero,
en aquella ciudad en que te quise.
Es una muestra absurda que se introduce a destajo
entre las ganas que existen y subsisten.
Es: un tango, una noche sin luna ni estrellas,
muchas lluvias, algunas ausencias, un engaño,
los amigos que se fueron, la que fui;
la nostalgia que embriaga y anestesia...
La muerte... es un domingo por la tarde.

Verónica Boletta (11/06/1989)

3 comentarios:

  1. Anónimo3/8/10 9:30

    Me gustó mucho! Bien definido, la muerte es un domingo a la tarde, y si es gris mejor, y si llueve, EXCELENTE!

    BESOTES GUAPA!

    ResponderEliminar
  2. Me gustó, la muerte es lo que escribes y más, simplemente inevitable.Espero que al final de la vida nos espere algo mejor.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Hace mucho que no entraba por aquí (lamentablemente) Así que les repondo a ambos al unísono: es lo que sentí en algún momento acerca de los domingos en la tarde cuando la soledad se hacía densa. Gracias por sus palabras y besos a ambos

    ResponderEliminar

Linkwithin




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...