domingo, 18 de julio de 2010

Desconcierto

En esta biografía de tiempos que se acaban,
si te escribo a vos, es por costumbre,
que tu dolor no es un dolor que bien se sufre
ni mis dudas tan inciertas, ni tan blandas.
Yo de vos, me aparto cuando niego
y me paro en esa línea que separa tu hoy de mi hoy,
y no hay murallas,
y es extraño:
a vos te inquieta, a mí me calma.
Son horas pesadas las que brotan
en un tema sin fin que no se agota
y surge porque sí, entre las notas
de las manos que busco y las que aparto.
Es la historia que forjo cuando callo;
es la histeria, con su camino de ida y vuelta.
Es mi voz, potente cuando no hablo
y los sonidos del silencio que atormentan.
No sé si sabrás, como sé ahora:
que saber, a lo mejor, es desconcierto;
que melancolía es angustia, pero suave;
que hoy es ayer de algún mañana
que la muerte es la nada de algún nadie.
... Y los mil rostros de vos, se están riendo
cuando enjaulo mi locura en una cárcel.
Ya no sos inspiración ni desencuentro,
sos lágrima y sos noche y sos pasado.

Verónica Boletta (publicado en 13/20 semana del 25 al 31 de agosto de 1989)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...